RETO: De 0 a 1.000 €uros. Todos los pasos para conseguirlo

 

Mi camino hacia la independencia financiera

 

Quiero contar muchas cosas, y aunque debería hacerlo rápido (para no gastar el tiempo –precioso recurso finito– que siempre escasea), tendré que resignarme a dedicarle el tiempo preciso y necesario para no dejarme nada atrás y que luego no se entienda bien el mensaje.

Sí, el tiempo actual exige velocidad a todo, incluso para contar la realidad tengo que darme prisa porque mi interlocutor apenas dedicará unos segundos a lo que pueda decirle y si en esa fracción mínima de tiempo no le convence lo que digo: ¡adiós! Puede que la familia o amigos tengan más tolerancia a un ritmo normal, hasta consienten que divague o me vaya por las ramas; para el resto de la humanidad, la cosa cambia y mucho. También aquí y por eso, ya debo ir al grano…

Reto para conseguir ingresos de 1000 euros mensuales

Reto de los 1.000 euros

El tiempo es un bien escaso, ¡aprovechémoslo!

 

Se trataría de conseguir una rentabilidad para mi dedicación y que esta sea en una actividad profesional relacionada con escribir: Marketing de contenidos, Copywriter, Blogging… Que pueden servir para publicar posts en páginas de empresa, actualizar y crear contenidos de blogs, completar texto de secciones en nuevas webs, rellenar fichas de producto en tienda online e incluso para hacerme cargo de todas las publicaciones de los contenidos de un blog y las publicaciones necesarias dentro de las acciones que se requieren para el posicionamiento orgánico de la web, etc. También es útil para campañas del Marketing de atracción 2.0 y como parte del Inbound Marketing que realizan las Agencias y hasta para profesionales relacionados con el SEO, periodismo y proyectos varios que requieran una escritura cuidada y a medida. También puedo trabajar como “negro” literario, con encargos según presupuesto y adaptarme a los requerimientos del cliente, en modo Freelance. Finalmente, tengo conocimientos en RRHH para generar prospectos, ampliar red de contactos o atender el feedback. También manejo redes sociales y esto complementaría las acciones, para facilitar la coordinación de tareas. Uso el CMS de WordPress, por lo que estoy familiarizado con este entorno de trabajo (1 de cada 4 páginas de internet se crean con WordPress). En principio, estas serían las herramientas de trabajo principales, pero en mi búsqueda de oportunidades probaré diversas cosas como e-commerce, afiliación, publicidad, …

En este post, me había planteado como un objetivo (principal), el de presentar mi próximo reto: pasar de 0 a 1.000 €. De ingresos mensuales no provenientes de un trabajo “ordinario” = tipo: contrato, jornada laboral de X horas con jefes, normas, tareas y responsabilidades marcadas, salario establecido, etc. Así de fácil, así de complejo. Lo primero es que, decirlo apenas lleva unas simples palabras y, lo segundo, es un mundo desconocido al que me voy a enfrentar. Y lo voy a narrar, desde el principio.

Dicho objetivo, arrastra en su camino a otros valores importantes que puedo ir consiguiendo. Siempre se saca algo positivo durante el trayecto, aunque la idea es lograrlo. En todo caso, seré flexible en cuanto a compatibilizarlo con otras actividades, si surge y la ocasión lo merece y evitaré cegarme si no pudiera. Hay elementos que en absoluto dependerán de mí y fustigarme no arreglaría las cosas, como tampoco obcecarme en perpetuar la experiencia más allá de unos límites de la evidencia lógica de los hechos. Estas serán mis premisas.

NOTA: Aquí voy a contar las cosas en primera persona y voy a dirigirme en tono cercano al lector: tú. Podría decir “usted”, pero espero verte muchas veces por aquí y que me apoyes, para eso es mejor crear un ambiente de confianza y con las personas que comparto esa confianza, el trato permite lógicamente el tuteo. De ahí que lo prefiera así. Esa va a ser la tónica habitual.

 

RETO DE LOS 1.000 EUROS

Así que para empezar, debería explicar porqué este #Reto1000€. Y como todo es consecuencia de algo, en mi caso lo que sucede es una búsqueda de libertad financiera para entregar mi trabajo en aquello que me resulta más satisfactorio, donde entiendo que soy más productivo y voy a rendir más. También obedece a circunstancias de oportunidad (tengo el tiempo, la necesidad y las ganas, actitud, energía y determinación…) y de elección, que la marcan las circunstancias. Puedo entrar en detalles, de modo particular (por email, whatsapp…) a quien se interese y quiera conocer más, pero no quiero desviar el punto de mira y generar controversia. No deseo interpretaciones raras, porque lo que intento es conseguir apoyos a mi proyecto, «currarme» las cosas y sentirme bien con lo que hago.

El desafío es intentar cosas y ver resultados, opinar sobre lo que sucede a medida que doy pasos y narrar la experiencia. La dificultad es partir de abajo, empezando prácticamente de cero. Y no es 0 completo, porque siendo estricto, reconozco que la inversión de hosting + dominio + plantilla web, ya la hice a primeros de este año y cuento con eso. Lo demás, pues deberé moverlo desde el inicio para que empiece a dar frutos. Todo lo que pueda llegar será futuro, me refiero a economía y crecimiento de esta forma de emprender «a pico y pala» que voy a realizar. Tanto si obtengo apoyos, como tropiezos, espero darle forma para que se pueda seguir la trayectoria, dejaré una narración a modo de cuaderno de bitácora que muestre la evolución. Éxito o fracaso, aunque no todo debe ser 100% considerado así, al menos se han de observar los detalles que acompañan.

La idea final de todo esto es lograr el objetivo que antes mostré: la libertad financiera; contarlo y ayudar a otras personas, que sé de buena tinta que están en malos momentos y una experiencia de éxito personal me serviría para reproducirla en otros, generar nuevas oportunidades y extraer aprendizaje útil que extrapolar a más gente.

Objetivo de 1000 euros mensuales

1000 euros es mi objetivo mensual

RAZONES PARA EL CAMBIO

Decía antes que intentaré buscar mi lugar, para optimizar mis recursos y sacar lo mejor de mí. Esto no es un planteamiento egoísta, más bien es –o así lo entiendo yo– una postura razonada y razonable. Las personas rendimos más en aquello que mejor se nos da, lo que dominamos por talento, experiencia y conocimientos. Nos tiene que llenar de dicha al final del día, hacer cosas que cuando cortemos la sesión, nos quedemos con ganas de más, de lo contrario se crea insatisfacción y malestar. Eso, a la larga, será un obstáculo, un problema. Es difícil desarrollarse como profesional, el crecimiento personal también se resiente, si elegimos un camino forzado que no nos gusta.

Tengo claro que elegir algo de manera voluntaria –siendo múltiples las opciones existentes– y optar a sabiendas por algo que no agrada, es una mala decisión. También la experiencia me lo indica; he optado por embarcarme alguna vez en temas que ya, desde el inicio mismo, sentía que no estaba a gusto con su ejecución. Aún así continué, porque hay veces que todo confluye exteriormente de manera que se presiona e influencia la capacidad de discernimiento (factores ajenos) y se sigue adelante contra todo pronóstico. Al final, eso se rompe por algún sitio. Es inútil cuando no hay conformidad total entre lo que piensas, deseas y lo que haces, lucharlo sin remedo, te hace mal (a nivel mental y hasta en la salud física) y lo acabas por dejar, una cuestión insalvable.

Quiero hacer una digresión (una más), para explicar y compartir un pensamiento que me parece oportuno y adecuado, acerca de porqué sería buena idea luchar por este objetivo y concitar apoyos, en lugar de otras formas…

No ser rico; no ha lugar a vivir de la riqueza, rentas del capital o similares, exige subsistir con los ingresos que una persona genere trabajando. Partiendo de este punto, vamos a echar unas cuentas. Lo hago muy simple, pero nos va a servir para entenderlo de modo gráfico, a continuación.

La vida laboral de una persona puede llegar a sumar más de 40 años trabajados, hasta su jubilación. Eso supone, aproximadamente, el 50% de la esperanza de vida en España (para una persona nacida en 2.016, será de 85’6 años de media si es mujer, 80’3 para los hombres), esto nos indica que, potencialmente, se puede pasar media vida yendo al puesto de trabajo (o más de media vida, porque quien no alcanza a vivir mucho más allá de la edad de jubilación, podría haber trabajado durante casi toda su existencia).

Parece una obviedad, pero no está de más recalcar lo que es de sentido común, porque sabemos que es el más desentrenado de nuestros sentidos. Así que yo recuerdo y hago un llamamiento de cordura para que seamos conscientes que, vida humana, no hay más que la presente. Vida en la que se vive –valga la redundancia– durante unos años y ésta se puede gastar de una manera u otra (no hay discusión posible sobre que se va a gastar y acabará, porque eso ocurrirá aún sin hacer nada y nadie lo puede parar eso, es ley natural) por lo que dependerá entonces de lo que hagamos para que sea objetivamente bien o mal aprovechada.

Entre esos muchos años que vamos a trabajar, sabemos que la jornada típica es de 8 horas = un tercio del día. Una sencilla cuenta nos sirve para ver que supone una cantidad de horas inmensa: 5 días de trabajo (Lunes a Viernes) X 8 horas de trabajo al día X 11 meses de trabajo al año (dejamos 1 mes para vacaciones, es lo común) X 40 años (que puede llegar a trabajar una persona hasta su jubilación) = 70.400 horas.

Cambia mi vida, consiguiendo el objetivo.

Conseguir el objetivo supone todo un cambio de vida.

*INCISO: Habrá opiniones defendiendo que es menos, porque no se tienen trabajos fijos que permitan estar durante tantos años empleados (cotizando), ni llegarán a tener un empleo estable todo el año –ni durante todos esos años de vida laboral– o porque, dadas las dificultades del mercado laboral, no siempre se alcanza a completar las 8 horas, ni los 5 días de trabajo… entre otras objeciones. Lo sé, conozco la situación laboral, la cantidad de trabajo en precario y la dificultad actual del empleo. No obstante, lo que reflejo es la circunstancia de empleabilidad objetiva, la que debería enfrentar un trabajador en su vida, en condiciones óptimas (tampoco menciono horas extras, bajas que pueden darse por enfermedad o accidente, etc., es una aproximación. Y, precisamente, si las referidas condiciones no se consiguen –como se puede aducir, a tenor de las objeciones reseñadas, u otras no mencionadas por mí aquí–, abundará la razón de mi parte en la idea que más adelante mostraré.

 

Concluyo este aclaratorio con una petición a ti que me lees: si comprendes las razones que doy para apuntalar mi argumento –el cual, lo que intenta es validar esta iniciativa o reto personal que explicaré por completo en este post– y sientes que hay coincidencias con tu situación o, al revés, si no es tu caso y no te identificas y quieres mostrar disconformidad con las afirmaciones que hago… agradezco y me entusiasmaría que puedas dejarme tu comentario al final, en cualquiera de los casos y contarlo.

Así pues, como iba diciendo, son 70.400 horas de trabajo que nos esperan y que equivalen a 8 años completos. ¡8 años, sería como pasar 8 años trabajando sin parar, con todas y cada una de sus 24 horas, sumándolas y de manera ininterrumpida, sus 7 días de la semana, con todos sus 12 meses… Qué locura! Esto debería hacernos reflexionar al respecto.

Luego de esta deducción y abundando en lo que decía, como yo no soy rico, ni me aguardan riquezas que aprovechar (algo obvio y que igualmente señalé antes), pues me toca trabajar. Acabo de cumplir 34 años y me encuentro en esa franja de edad en la que, perfectamente, tendré esos 40 años de vida laboral que cumplir antes de jubilarme. Esto es así para muchos de mi generación. Excepciones, loterías y herencias –quien tenga esa dicha– aparte; pero el caso cierto, para quien le ocurra así –como lo he descrito–, ya comprenderá que no desvarío en lo que afirmo.

Después de ver semejante panorama: ¿Cómo no me iba a plantear algo así? Si lo consigo, objetivo cumplido, de lo contrario, me quedo en donde estaba. Intentarlo es la mejor forma que conozco para cumplir los planes, de ahí que lo ponga en práctica y ya veremos lo que sucede.

Se trata, por lo tanto, de intentar que por medios no convencionales (ya he explicado antes que, me refiero a algo que no sea el típico trabajo por cuenta ajena, que buscar un contrato en RGSS, con horario común y nómina a fin del mes, lo ordinario no valdría para este tipo de reto) poder lograr un ingreso ordinario, estable y suficiente para crear una vida laboral que me ilusione diariamente, me satisfaga al final de cada jornada y genere un atractivo y dinamismo tales que desee crecer y dedicarle energía más esfuerzo. Eso que antes expliqué, un equilibrio perfecto a nivel emocional, eliminando cualquier debate interno sobre las condiciones laborales soportadas. Además de todo esto, permitiría que no tuviese una dependencia unívoca con los designios de una empresa, con todo lo que representa eso y la posición de vulnerabilidad que corresponde a tal relación.

Tengo más razones, por supuesto, pero no quiero desglosar todo hoy, porque entonces no dejaré nada para siguientes publicaciones y entonces ya perdería interés, si me vacío de golpe, no hay motivos para seguirme. Y lo que más gusta a toda persona que escribe es, sobre todo, que le lean, granjearse fidelidades y complicidades mutuas, aunque sea de escritor a lector y el vínculo sea por medio de la palabra escrita, eso me hace feliz, sinceramente es así. Quiero convertir mi web en un espacio de lectura, cosas útiles e informaciones, pero también filias y fobias mías, recubrir todo de un toque personal, se trata de mi espacio e invito a todo el mundo a que me acompañe en este camino. Llevo escribiendo desde muy niño, tengo cuentos publicados con 8 y 9 años, me presenté y gané certámenes literarios a los 17 y no he parado de escribir y publicar cosas desde entonces en muchos sitios, es mi intención seguir haciéndolo. De hecho, uno de los pasos que ya estoy dando en la búsqueda de libertad financiera tiene que ver con mi capacidad de redacción; escribo una novela que, si todo sale bien, debería ver la luz a primeros del año próximo. Otro motivo más, que justifica todo este cambio.

 

Ser mileurista es casi como si te toca la lotería

Los mileuristas son una ‘especie’ privilegiada hoy en día

MILEURISTA

Elijo una cantidad estándar, de mileurista, para no desentonar con la realidad de mi entorno actual. Tengo referencias de otros blogueros que señalan como recomendable una ambición mayor, bajo el pretexto de poner el listón alto para llegar lejos y que, caso de no superarlo, aún nos quede una buena marca.

No voy a contradecir la afirmación, supongo que la respaldarán muchos, pero prefiero la prudencia y caminar paso a paso. Siempre se puede variar al alza un objetivo, a medida que se cumpla, pero considero que ser realista y ponerse metas que sean objetivamente más fáciles de asumir en el corto plazo, favorecen el avance y el entendimiento por los demás.

Si yo digo que quiero conseguir 1 millón de euros, muchas personas no se verán reflejadas en mis propuestas por el hecho de fijar cantidades que están a varios niveles de distancia. Y en cualquier balance que realice, una cifra alta solo causa que me aleje exponencialmente del final y la cifra, aún creciendo, se vea de minúscula a ridícula en comparación con el listón tan alto que me impuse, por lo que existe una sensación de lejanía en el aire que no me interesa experimentar. Allá otros si apuestan por ese indicador, yo propongo el mío e ir superando las etapas es una receta más lógica y medible.

 

ORGANIZACIÓN

Hoy publico este post, con más de 3.000 palabras. El reto del #NaNoWriMo especifica 50.000 palabras escritas para este mes de noviembre, deja un promedio de 1.666 por día. Con este post, habría redactado lo equivalente a 2 días. Sin contar con otras cosas que publico por mis redes sociales, publicaciones en la web y lo que dedico a mi novela. Mucho por escribir, pero es algo que me llena. La cuestión es rentabilizar una parte para dedicar más tiempo a lo que me gusta y así producir más y mejor.

Dividiré en 4 semanas el mes, estando ya la primera acabada (contabilizo días naturales, sin importar el día de la semana) y abriré una pestaña en el menú superior para categorizar todo lo que publico y que esté relacionado con el reto de los 1.000 euros. Así será más fácil encontrar todo y seguir la evolución.

Para llevar un control sobre las acciones y resultados, iré publicando con asiduidad. No digo que a diario, porque hay días que estoy más ocupado y compenso al siguiente, entonces habría uno que parecería nulo y se vería dispar. La cuestión es dejar por escrito la mayor parte de las cosas, narrarlo para explicar mis sensaciones, pensamientos y lo que ahí fuera me encontraré. Así será más entretenido.

Habrá mucha prueba – error, cosas que un día ponga en marcha y si veo que no funcionan, las sustituya por otras, iniciativas que no valdrán y gente que pasará de mí. Esto puede generar mucha crítica, incluso desprecio de muchos que pueden no entender mi posición o parecerles mal y atacarme. Es muy probable y lo contaré aquí, así quedará constancia de las dificultades, cosas que hago mal por si alguien quiere echar una mano y aconsejarme o apoyarme de alguna manera… Sugerencias que espero recibir y elegir las que me parezcan más factibles y si son beneficiosas, agradecerlo a las personas que se impliquen. En fin, todo un abanico de posibilidades.

Tengo algunas ideas sobre lo que quiero hacer, pero estoy seguro que no podré atender todo lo que cabría esperar que hiciera. Por falta de tiempo o porque hay cosas que necesitan madurar, pongo un ejemplo: mi web tenía más de 150 artículos, hubo un día que me cansé de escribir sobre determinados temas que producen mucha animadversión y eliminé todo. Para empezar desde el principio. Eso causó un desplome de mi posicionamiento web y Google se olvidó de mi página. El ranking Alexa me sacó de sus registros y ahora no se puede volver arriba de golpe, lleva tiempo el SEO orgánico y si me centro en unas acciones, no puedo avanzar en otras. Hay que priorizar. Quizás alguien pueda leer esto y convenir que una web bien posicionada es el primer paso para atraer tráfico y generar leads que conviertan. Sí, pero toca atender otras ideas, cuando tenga el libro quiero enfocarme en canalizar esos contactos y vender, mientras experimento con opciones diferentes.

Usaré mis contactos para difundir el mensaje.

Los contactos son importantes para conseguir el reto de los 1.000 euros.

CONTACTOS

Se hace complejo adivinar la reacción de mis contactos, quiero promover algunas alianzas con otros bloggers y lanzar algunos mensajes directos a gente que tiene conexión con mis perfiles pero, es decisión suya la de ayudarme a lograr mi objetivo de cumplir el #Reto1000€. Buscaré la forma de agradecer esos apoyos que buscaré, una relación “win to win”, hoy por ti y mañana por mí.

Durante años, muchas personas se han integrado a un nivel máximo de cercanía en mi red. Ahora es una buena ocasión para demostrar si de verdad son una herramienta de valor las redes sociales o simplemente es postureo y apariencias. Yo confío que alguna alegría puedan darme, en cualquier caso, lo contaré. ¿Te sumas a mi reto?