Las estrategias de Tim Ferriss. Parte I

 

Tim Ferriss, autor del bestseller “4-hour working week” (La semana laboral de 4 horas) es un gran inspirador del cambio. Siguiendo sus entrevistas en la web, encontré muchos consejos valiosos que quiero compartir contigo hoy.

 

Tim Ferriss

La semana laboral de 4 horas

 

En este artículo decidí traducir algunas de las declaraciones de Tim y publicar mi comentario. Hoy me centraré en el tema del trabajo, la productividad y las prioridades, y el próximo artículo (2ª parte) abordará cuestiones relacionadas con la gestión de un negocio propio, para hacerlo rentable.

 

Tim en su libro “La semana laboral de 4 horas” describe bastantes ideas interesantes relacionadas con la productividad y la eficiencia del trabajo. Sin embargo, lleva tiempo profundizar en estas ideas y ponerlas en práctica. Leyendo entrevistas suyas, diseminadas por la web, encontré algunas declaraciones interesantes que en pocas palabras describen sus ideas más importantes. 

 

Lo que quiero proponerte con mis comentarios, es una serie de estrategias cortas y útiles que puedes aplicar en la vida casi de inmediato, sin pensar tanto cómo hacerlo sino más bien, concentrarte en hacerlas realidad.

 

Mis traducciones son libres, me centré en hacer que el texto sea claro y comprensible. En el marco, se presentan los discursos de Tim Ferris, y debajo están mis comentarios. La lista de fuentes a partir de la cual tomé fragmentos de las declaraciones del autor se puede encontrar al final del artículo.

 

 

Delegación

 


«Un concepto muy difícil de entender para las personas es: aceptar el hecho de que para obtener mucho tiempo extra -que puede gastar ya sea en placer o en actividades generadoras de ingresos- debe ir más allá del esquema “Lo haré mejor”. Durante años, pensé que era el único que podía consultar mis correos electrónicos. Del mismo modo que tendría la capacidad única de procesar el correo electrónico. Y en realidad… simplemente hago clic en “enviar”, igual a como un hámster pulsaría en el dispensador de alimentación.»


 

De hecho, es una de las cosas más difíciles: ir más allá de la creencia de que, en todas las tareas que tienes pendientes, solo tú puede hacerlas de manera correcta. Si desea ganar más tiempo para cosas esenciales, debe aprender a delegar. Dale tareas a otras personas, incluso si para ello tienes que pagarlas. De esta manera, obtienes lo más valioso, que es el tiempo. Todo lo que tienes que hacer es encontrar a las personas adecuadas y explicarles qué deben hacer, entonces podrás dormir con tranquilidad, sabiendo que lo harán tan bien o mejor de lo que tú lo harías. Porque incluso si te parece que te han elegido (exclusivamente) para realizar algo, debes saber que al tener muchas cosas en la cabeza, será difícil para ti ser eficaz durante muchas horas seguidas y al final actuarás mecánicamente y sin aportar valor a cosas verdaderamente importantes.

 

 

Prioridades

 


«Ahora me deshice del Palm Pilot y, en su lugar, uso una hoja de papel normal; doblada varias veces, lo que da un límite espacial a la cantidad de elementos que puedo guardar allí. Al principio estuve haciendo esto, siguiendo el orden que marcaba la lista. Luego lo miré y me pregunté el día antes: “si fuera lo único que lograría mañana, ¿estaría satisfecho con ese logro para todo el día?”. Si no respondo “sí” a esta pregunta, no debería ser lo primero que haré. Por lo tanto, no revises los correos electrónicos al comienzo del día. Te llevarán a la reactividad.»


 

Otra gran pregunta que vale la pena preguntar, sobre cada punto en nuestra lista de tareas pendientes. Esto hace que sea muy sencillo identificar prioridades, simplificando una tarea que antes resultaba difícil, cuando simplemente mirábamos toda nuestra lista en su conjunto. Encuentra tareas que se puedan completar, incluso siendo las únicas a realizar durante el día, para darte satisfacción de lo que has hecho y comenzar el día simplemente desde allí.

 

 


«Supongamos que los ingresos no tienen valor práctico sin tiempo, porque los ingresos son renovables mientras que el tiempo no lo es. El tiempo no tiene valor sin atención. Si tienes que elegir entre sentirte aburrido o sentirse productivo, elegirás este último, independientemente de si es productivo o no. Si tienes vacío, el trabajo sin valor se extenderá para llenar este tiempo, porque de esta manera te sentirás mejor.»


 

Alguna vez me he sorprendido de estar haciendo algo sin valor, solo porque me tenía la sensación de que era productivo. Esto es un error. Las personas tienden a decirse a sí mismas que lo que están haciendo tiene sentido, y ni por un momento se preguntan si ese sentido existe o no. El resultado son horas perdidas en actividades que no les llevan a ninguna parte, dando la sensación de que están haciendo algo. Si lo trasladas al análisis de Pareto, verás que el 20% de tu trabajo te dará el 80% de los resultados. Elimina las tareas sin valor de tu vida y concéntrate solo en lo que, definitivamente, te llevará a donde quieres ir.

 

 


«Este es un momento muy bueno: darte cuenta de que no puedes reparar la sensación de sentirte abrumado por más trabajo. Abrumado no por la falta de tiempo, sino como el resultado de la falta de prioridades, ¿verdad? Una de las desventajas de la mayoría de los sistemas de administración del tiempo, es que se enfocan en llenar tu tiempo: cada minuto de tu día debe llenarse con algún tipo de trabajo. Nadie te muestra cómo minimizar tu trabajo. Especialmente cuando aceptas la ética del exceso de trabajo como tu punto de honor, algo que muchas personas hacen. Ser perezoso no significa menos actividad. La pereza puede significar prioridades poco claras y mucha actividad. Puede uno estar muy ocupado, corriendo con un teléfono móvil en el oído las 24 horas del día y aún así ser un tipo muy flojo, porque no se tomó el tiempo de establecer prioridades.»


 

Algo que podría haber sido discutido anteriormente en varios lugares, pero que algunas personas todavía no entienden. No tienes que esforzarte para tener éxito. Tampoco se trata de trabajar todo el día para ganar mucho dinero. Ni mucho menos va de sentarte en tu escritorio de la mañana a la tarde para escalar en la carrera profesional. Establece tus prioridades y elimina una gran cantidad de actividades basura en las que pierdes el tiempo de tu vida. No trabajes para tener la sensación de ser alguien muy trabajador, trabaja solo haciendo lo que te da resultados. Lo que realmente te acerca, tangiblemente, a la consecución de tus objetivos.

 

Si no es un trabajo difícil… ¿entonces qué es?

 


«Pregúntese: “Si nunca tuviera que retirarme, ¿cómo cambiarían mis decisiones y prioridades?”»


 

¡Buena pregunta! ¿Cuál es tu respuesta? La mayoría de las personas trabajan duro con la esperanza de que “pronto” ganen el dinero que necesitan y puedan descansar y trabajar menos. Pero el trabajo duro también se puede considerar como una forma de pensar. Haciéndote creer que si ahora te sacrificas, te irá mejor, estás cometiendo un error fatal. Cuando me hice la pregunta anterior, aparecieron en mi mente algunas respuestas interesantes, que eran ideas sobre cómo mejorar la calidad de mi vida: ahora. En lugar de dedicar unas horas extras al trabajo duro, puedo tomarme un momento para relajarme, sabiendo que tengo tiempo suficiente para hacer todo lo que debo hacer.

 

 

 


«Pregunta: Si alguien trabaja solo 4 horas a la semana, ¿qué hace durante las 164 horas restantes? Sin tener en cuenta el sueño, todavía hay mucho tiempo para llenar. ¿Es difícil para las personas adaptarse a este “espacio” completo?

Tim: Extremadamente difícil y es por eso que la pensión es tan mala. Se puede suponer que, al ganar suficiente dinero, las personas dejarán de trabajar y serán felices. En cambio, y hablé de ello con decenas de millonarios y rentistas que están de acuerdo, ¡la gente se deprime y tiene pensamientos suicidas! ¿Por qué? Porque la mayoría de las personas nunca define actividades no laborales que podrían usarse para “llenar espacios” cuando reducen su trabajo. No es tan fácil como la mayoría de la gente piensa. Sentarse en una playa tropical es genial durante unos tres días, luego es aburrido como nada en este mundo.»


 

El problema anterior se refiere a las personas que ya han logrado un cierto ingreso que les permite reducir el número de horas que trabajan durante la semana. Resulta que muchas personas no lo hacen en absoluto, porque en su tiempo libre no saben qué hacer con ellos mismos. Entonces las personas se vuelven esclavas del trabajo, no se encuentran en su tiempo libre. Una excelente manera de resolver esto es, simplemente, planear esa ocasión. Piensa en lo que te gustaría hacer si tuvieras una semana libre? ¿Dónde elegirías? ¿Qué puedo ver allí? ¿A quién visitó? Haz una lista de las cosas que disfrutarás en tu tiempo libre. También lo recomiendo para las personas que no ganan lo suficiente para poder limitar su trabajo, entonces esta lista se convierte en un gran motivador para el trabajo.

 

 

 



Por hoy son todas las enseñanzas de Tim Ferris. Un artículo similar (Parte II) lo publicaré en unos pocos días, pero esta vez se centrará en el tema estrictamente empresarial. Tratará acerca de cómo manejar un negocio propio, sobre el coraje y el marketing en Internet.

 

Mientras tanto, si quieres saber más acerca de la productividad de Tim Ferriss, te recomiendo ver una muy interesante entrevista, extracto de apenas 5 minutos, en el siguiente video: How To Work Less And Increase Productivity – Cómo trabajar menos y aumentar la productividad. (en inglés, puedes pulsar en la rueda de configuración de Youtube para añadir los subtítulos con la traducción al español).

 

 

* Lea también la segunda parte de este artículo: Las estrategias de Tim Ferriss. Parte II

 

Autor de esta web. Escribo cosas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.